Nosotros / Aleatoria

Las empresarias en la pandemia

ORQUÍDEAS A LA LUZ DE LOS SIGLOS

DANIELO HERNÁNDEZ, , actualizada 10:31 🕚
Las empresarias en la pandemia

El pasado 17 de noviembre se cumplió un año del primer caso declarado de coronavirus en el mundo y aunque a muchos la efeméride les pasó de noche, registro la fecha, con la única intención de tener presente el día en que comenzamos a vivir una realidad distinta a lo hasta entonces conocido.

Lo que sucedió en México unos meses después todos lo sabemos y a casi nueve meses del primer contagio en nuestro país, la educación, la vida social, los servicios de salud y la economía han vivido sus horas más oscuras.

Como en otros episodios de la historia, las mujeres han mostrado su fortaleza y templanza. Muchas se encargaron de hacer una fortaleza en sus hogares siendo maestras, guardianas y sanadoras. En el frente de la salud 9 de cada 10 profesionales de la enfermería y un 57 por ciento de los médicos son mujeres lo que ha contribuido enormemente a la contención de la pandemia.

Y aunque los aplausos a estas heroínas en el hogar y en los hospitales no se regatean, poco nos hemos detenido a pensar sobre el rol que están jugando los empresarios y entre ellos, las mujeres empresarias para amortiguar los efectos económicos de la pandemia.

De acuerdo con cifras oficiales, el 40% de la población económicamente activa, algo así como 22 millones son mujeres y el 80% de ellas son las encargadas de proveernos algún servicio; muchas de estas empresas son dirigidas o pertenecen a mujeres y una gran mayoría de estas actividades han tenido que parar por no ser "esenciales".

A pesar del cierre, en estos nueve meses de una economía llena de colapsos muchas mujeres han logrado la proeza de mantener la cortina abierta y continuar sosteniendo a través de sus empleados a cientos de miles de familias. Sin embargo, la exacerbación de un discurso polarizante y hasta contrario a los dueños de los medios de producción ha impedido que el aporte que las pequeñas y medianas empresas han hecho a la mitigación de la pandemia tengan una justa retribución social; es triste ver un día sí y otro también el cierre definitivo de negocios familiares y pequeñas empresas de mucha tradición en nuestros entornos sin que haya la mínima muestra de simpatía hacia ellos.

A pesar de lo anterior y ante la falta de apoyos gubernamentales, la organización extrema, la férrea disciplina, la visión femenina, los ahorros de la familia, el instinto maternal, el sexto sentido o todo junto han hecho que las empresas y negocios de las mujeres sigan a flote. Muchas han soportado estoicamente el riguroso cierre de actividades y siguen pagando las nóminas, otras diversificaron el negocio o incursionaron en una actividad distinta con tal de no dejar sin empleo a sus colaboradores, algunas desafortunadamente cerraron y buscan los medios para volver a tener sus negocios. Solamente muy pocas se han dado por vencidas o han perdido los ánimos.

Vaya pues nuestra solidaridad para aquellas mujeres que a pesar de la adversidad, la inequidad, el desdén y hasta la discriminación, siguen dando la lucha diaria para sostener con responsabilidad y amor fraternal nuestra maltrecha economía.

Hagamos un esfuerzo por consumir local, sin duda esa será la mejor forma de ser empáticos con este sector.

Las empresarias en la pandemia
Las empresarias en la pandemia

Nosotros, Orquídeas a la luz de los siglos

Noticias relacionadas

Comentarios

Identificarse con

Facebook Google

Hola

aún no hay comentarios

Noticias más leídas

Noticias recientes

Más notas de Nosotros