Editoriales / Aleatoria

Aguas: No a la Ley Mata-Flores

Yo río libre

JULIO CÉSAR RAMÍREZ, , actualizada 08:51 🕚

De último momento, el miércoles 18 de noviembre el diputado Feliciano Flores Anguiano sometió a votación la propuesta del diputado Mario Mata para así mantener la Ley de Aguas Nacionales vigente. La coordinadora nacional Agua para Todos advierte que esta propuesta intenta tirar por la borda los acuerdos hacia la Ley General de Aguas consensuada. Exige, en consecuencia, que se respete el largo proceso de trabajo que se ha impulsado desde la ciudadanía, pueblos originarios, organizaciones de la sociedad civil y la academia.

Sucedió que ese día, sin contar con el quórum requerido, el diputado Flores Anguiano, presidente de la Comisión de Recursos Hidráulicos, Agua Potable y Saneamiento de la Cámara de Diputados, sometió a votación una propuesta anteriormente presentada por el diputado Mario Mata (del PAN, Chihuahua) y apoyada por el PRI de Tamaulipas, para que se mantenga la actual Ley de Aguas Nacionales, añadiendo una "Ley General de Aguas" de muy limitado alcance.

De esta forma, Flores Anguiano hace caso omiso a la iniciativa ciudadana de Ley General de Aguas, la iniciativa de la Comisión de Medio Ambiente elaborada por el grupo parlamentario de Morena, la iniciativa del grupo parlamentario del PT y las propuestas formuladas en la propia comisión de Recursos Hidráulicos de la Cámara de Diputados.

Estas iniciativas y propuestas fueron fundamentadas con base en procesos ampliamente participativos que se llevaron a cabo a lo largo y ancho del país.

Cabe señalar que la abrogación de la actual Ley de Aguas Nacionales fue uno de los temas consensuados en los 35 foros estatales organizados por la propia Comisión de Recursos Hidráulicos de la Cámara de Diputados.

Advierte la coordinadora Agua para Todos que el acuerdo promovido por Mario Mata y Feliciano Flores intenta tirar por la borda los avances hacia la Ley General de Aguas consensuada que se presentaron el 28 de septiembre ante el Relator Especial de la ONU para el Derecho Humano al Agua y Saneamiento y ante los titulares de las Comisiones Dictaminadoras nombradas por la Legislatura integrada por el mismo diputado Flores Anguiano, el diputado Roberto Rubio, presidente de la Comisión de Medio Ambiente de la Cámara de Diputados, la senadora Ana Lilia Rivera, presidenta de la Comisión de Asuntos Legislativos de la Cámara de Senadores, y la senadora Gloria Sánchez, secretaria de la Comisión de Recursos Hidráulicos de la Cámara de Senadores.

A más de nueve meses de que la coordinadora nacional Agua para Todos le entregó en mano al diputado Feliciano Flores Anguiano la iniciativa ciudadana de Ley General de Aguas, junto con 198 mil 127 firmas de ciudadanos, el pasado 4 de febrero, ésta no ha sido dictaminada.

Tampoco se han dictaminado las iniciativas de los otros promoventes.

En cambio, de manera precipitada y sin cuidar las técnicas legislativas, se intenta llevar al pleno de la Cámara una iniciativa hechiza que no cumple con los requerimientos que garanticen el derecho humano al agua de manera equitativa y sustentable, construida a partir de procesos participativos de la ciudadanía, en conjunto con autoridades en los tres niveles de gobierno.

Dentro de unos días se cumplirán ocho años desde que el 7 y 8 de diciembre de 2012 culminaron diez meses de trabajo en que 420 investigadores e integrantes de organizaciones, elaboraron la primera versión de la iniciativa ciudadana de Ley General de Aguas.

Los doce consensos para la Ley General del Agua a los que llegaron pueblos originarios, investigadores, organizaciones, núcleos agrarios, productores y empresarios comprometidos con el agua, desde hace años en foros, congresos y talleres, consisten en respetar la naturaleza, respetar el agua de los pueblos y las comunidades, coadministrar el agua en los territorios.

Además, el derecho a vetar proyectos dañinos, prohibir agua para minería tóxica y fracking, acabar con millonarios del agua, cerrar las puertas a la privatización, democratizar los servicios del agua, priorizar el agua para la soberanía alimentaria.

Finalmente, garantizar acceso pleno a información, asegurar recursos públicos suficientes y erradicar la corrupción y la impunidad.

Ante la posibilidad de un albazo legislativo bajo la denominación de Ley Mata-Flores, la coordinadora nacional Agua para Todos inicia la movilización de sus integrantes en todo el país para exigir que se respeten los resultados del largo proceso de trabajo en la Ley General de Aguas.

@kardenche

Editoriales, Yo río libre

Noticias relacionadas

Comentarios

Identificarse con

Facebook Google

Hola

aún no hay comentarios

Noticias más leídas

Noticias recientes

Más notas de Editoriales