Editoriales / Aleatoria

La inteligencia para la seguridad pública

CON MÉXICO EN LA MENTE

HÉCTOR SÁNCHEZ GUTIÉRREZ, , actualizada 08:50 🕚
La inteligencia para la seguridad pública

La inteligencia "es el conocimiento y la anticipación ante el mundo que nos rodea, el preludio a la decisión que debe llevar a la acción, por parte de los tomadores de decisiones"; es imposible lograr los fines de la seguridad publica sin Inteligencia.

Debe describir la realidad delictiva, anticiparse al fenómeno criminal y aportar elementos de juicio para la toma de decisiones oportunas, generando productos de Inteligencia que sirvan como insumos de información valiosa al ser accionables.

Lograr una situación donde prevalezca la coordinación y colaboración entre las instancias del orden federal y estatal, que, por su propia naturaleza, forjen información que sirva para obtener productos de inteligencia delictiva; las Secretarías de Seguridad Pública, Procuradurías Generales de Justicia, Poder Judicial, Secretarías de Gobierno y particularmente el Sistema de Readaptación Social, son las instancias tradicionales encargadas de esta tarea.

La construcción de instancias y estructuras acordes al contexto de seguridad que vivimos, que muestren resultados positivos de la existencia y operación de métodos y procedimientos adecuados para la recopilación de información, su clasificación, análisis, distribución y la obtención de productos de Inteligencia para su explotación como elementos de juicio en la toma de decisiones.

Tomar decisiones oportunas y eficaces, con la capacidad de adelantarse a la criminalidad y de prevenirla, en las instituciones de Seguridad Pública con un concepto claro de Prospectiva; que permitan obtener como resultado la disminución constante de la incidencia delictiva al enfrentar con firmeza y entereza una criminalidad cada vez más compleja

En nuestra actualidad, el paradigma de Inteligencia a nivel global ha evolucionado para hacer frente a los problemas y desafíos presentes y futuros, "en nuestro país, parece estática y anquilosada"; se requiere la construcción y fortalecimiento de instancias que puedan generar producto de Inteligencia eficaz y efectivo que haga frente a la creciente inseguridad, aportando elementos de juicio que describan los antagonismos actuales y que sea capaz de ver con anticipación los escenarios futuros.

Para la seguridad pública ya no es suficiente un mapa georreferenciado de incidencia delictiva ni operar solo con la información policial cotidiana; se debe privilegiar el análisis como elemento rector en la producción de inteligencia.

El contexto actual del fenómeno delictivo es fluido y complejo; hoy es indispensable "comprender" la problemática a partir de una metodología que explique el comportamiento del fenómeno criminal a mayor profundidad, atendiendo elementos como la cultura, la población, las costumbres y las nuevas formas de comunicación como las redes sociales.

De tal manera que, sin vulnerar las facultades de la Federación, construir un modelo de inteligencia operacional a nivel regional y estatal, con una instancia coordinadora que aglutine la información generada por las instancias federales y estatales antes mencionadas, que sume las del desarrollo social y humano (incluye salud), del desarrollo económico, las que promueven la cultura y deportes y las de educación, entre otras; incluya especialistas, académicos y profesionales de diferentes campos, que integren su conocimiento a productos finales de inteligencia operacional.

Quienes proporcionarán elementos de juicios más robustos, realmente prospectivos, menos sesgados; con mayores capacidades para diseñar e implementar estrategias eficaces en la atención de la problemática de inseguridad.

La inteligencia cumple un papel muy importante en todas las etapas de la atención al fenómeno delictivo; implica una tarea de recopilación, integración y análisis de la información que se genera en todo el proceso para su atención, como son la prevención tanto social como policial, la persecución del delito, la procuración e impartición de justicia y la reinserción.

Los esquemas aplicados hasta el momento han sido incapaces de atender la complejidad del fenómeno criminal, permitiendo que la incidencia delictiva siga en aumento, convirtiéndose en un problema cada vez más complejo.

La inteligencia no sólo aportará elementos de juicio para la prevención policial, sino para la indispensable prevención social de la criminalidad; de esta forma, estaríamos en condiciones de llevar la Inteligencia a un alto grado de certeza, en beneficio de los tomadores de decisiones y de la sociedad en general.

La inteligencia para la seguridad pública
La inteligencia para la seguridad pública

Editoriales, Con México en la mente

Noticias relacionadas

Comentarios

Identificarse con

Facebook Google

Hola

aún no hay comentarios

Noticias más leídas

Noticias recientes

Más notas de Editoriales