Editoriales / Aleatoria.

La gran potencia, vulnerada y polarizada

Desde otro ángulo

ARLENE CONTRERAS, , actualizada 07:41 🕚
La gran potencia, vulnerada y polarizada

Este miércoles, Estados Unidos vivió una de sus perores crisis de la historia; uno de los días más oscuros, quizá, desde la Guerra Civil, luego de que partidarios del presidente Donald Trump violaron y asaltaron uno de los edificios más emblemáticos del país, el Capitolio.

El caos se apoderó de la capital de la nación; seguidores de Trump irrumpieron en el recinto para detener el recuento ceremonial de los votos electorales en el Congreso, que confirmaría la victoria del presidente electo, Joe Biden.

Las imágenes que dieron la vuelta al mundo demuestran que la gente no tiene miedo de emprender este tipo de acciones, pues son alentadas y azuzadas, a través del odio, la división y la ira.

Ello nos debe llevar a reflexionar que una gran mentira destruye y divide una sociedad y la democracia más consolidada de una nación. Diversas voces calificaron este acto como como una conducta ilegal, peligrosa, lamentable y antipatriótica.

El presidente del gobierno de España, Pedro Sánchez, y el colombiano Iván Duque se refirieron en torno a la debilidad de la democracia, y rechazaron los actos de violencia; mientras qué Alberto Fernández, de Argentina, expresó su apoyo a Biden. De igual forma, la Organización de Estados Americanos (OEA) condenó y repudió el atentado.

En tanto Barak Obama afirmó que ataque al Capitolio fue "incitado por un presidente en ejercicio". El expresidente estadounidense calificó lo ocurrido en Washington como un momento de gran deshonra y vergüenza.

Cuáles han sido los saldos.

Joe Baiden recibió el triunfo, la madrugada de este jueves, con 306 votos electorales, de acuerdo con el conteo final del congreso. Todas las objeciones presentadas por el Colegio Electoral fueron rechazadas.

Cuatro personas fallecidas, además de los heridos y detenidos. El país de la gran potencia, debilitado, vulnerado. El Capitolio, cosechando las crisis de cuatro décadas, sembradas de concentración de riquezas, desempleo y racismo estructural.

Un toque de queda, impuesto con rigor, alertando a quienes no lo respetaran serían detenidos. Nadie autorizado podía estar en las calles, excepto las fuerzas del orden y los representantes de medios acreditados. Aun así los disturbios seguían. Hubo varios detenidos.

Antes de que los legisladores reanudaran la reunión para certificar los votos, senadores republicanos que, anteriormente, dijeron que rechazarían los resultados, cambiaron de opinión.

Cuatro renuncias en la Casa Blanca: la subsecretaria de Prensa; el asesor adjunto de Seguridad Nacional; además de la jefa de gabinete de la Primera Aama, así como el asesor adjunto de Seguridad Nacional.

La cancelación de las cuentas de redes sociales de Trump. Tw, Facebook, Instagram y Youtube fueron bloqueados temporalmente.

Lo ocurrido es un ejemplo de lo débil que puede llegar a ser una democracia, cuando cae en manos de un personaje populista y antidemocrático, dispuesto a todo por mantener el poder.

@ArlnContreras

La gran potencia, vulnerada y polarizada
La gran potencia, vulnerada y polarizada

Editoriales, Desde otro Ángulo

Noticias relacionadas

Comentarios

Identificarse con

Facebook Google

Hola

aún no hay comentarios

Noticias más leídas

Noticias recientes

Más notas de Editoriales