Editoriales / Aleatoria.

Ámbito de la seguridad nacional

Con México en la mente

HÉCTOR SÁNCHEZ GUTIÉRREZ, , actualizada 09:00 🕚
Ámbito de la seguridad nacional

La seguridad nacional como custodio de los objetivos nacionales establecidos en nuestra Carta Constitutiva que nos dan permanencia, estabilidad y desarrollo en la relación entre pueblo y gobierno, sujetos a un orden jurídico, en un territorio que debe ser inalterable:

Se encarga de identificar y proteger de los riesgos y amenazas, garantizando la supervivencia, convivencia y bienestar de sus ciudadanos.

El Gobierno, para cumplir con su tarea, debe construir y operar una estructura orgánica gubernamental que funcione y de resultados positivos, sin importar el cuerpo de creencias que prevalezca en la cúpula, o la semántica que se maneje, considerando atender:

Una vertiente Interior, con su orden interno, que implica la firmeza del Gobierno para legitimar su régimen; solidez de las instituciones y probidad de los funcionarios; una paz social expresada por la tranquilidad y "avenencia" social.

Una seguridad pública, capaz de mantener el imperio de la ley, garantizar la integridad física y patrimonial de "todos" los ciudadanos, salvaguardando sus libertades; conservando el orden público con acciones de policía, justicia y buen gobierno.

Protección Civil que contemple calamidades originadas tanto por el hombre como naturales, que prevenga y atienda "oportunamente" desastres, hidrometeorológicos, geológicos, químicos, sanitarios y los que se prevean o se presenten.

Proteger la calidad del territorio mediante: la conservación de la tierra; disponibilidad del agua suficiente y de calidad, con capacidad para ser distribuida en beneficio de "toda" la población; conservar la limpieza del aire; y la preservación de la vida mediante la atención de la biodiversidad y los ecosistemas.

La vertiente exterior atiende la soberanía nacional, que implica la integridad e inviolabilidad del territorio, la autodeterminación y la no intervención en nuestros asuntos internos; la lucha permanente por la paz y seguridad internacional, el orden jurídico, tanto bilateral como multilateral, el esfuerzo nacional y global por la vigencia del derecho internacional y la solución pacífica de controversias, particularmente la lucha por el desarme; la pugna por preservar la habitabilidad del mundo, atendiendo la tierra, el agua y el aire, preservando la atmósfera y la vida; el acceso al espacio exterior para su conocimiento, su uso pacífico y su explotación.

Estos temas son afectados por múltiples factores, requiriendo tener en cuenta la intervención de diversas instancias estatales, e instituciones especializadas en el o los casos de que se trate, que dispongan de personal con el entendimiento y experiencia para su atención, quienes en un esfuerzo de colaboración, cooperación y suma de voluntades deben obtener resultados exitosos.

En nuestro devenir histórico, construimos un país de leyes, con un sistema de Instituciones interrelacionadas; la etapa que surgió de la Revolución armada costó mucha sangre de mexicanos, superando crisis recurrentes con modificaciones y actualizaciones puntuales, que se analizaron conjugando el conocimiento especializado y las vivencias experimentadas.

Nuestro constitucional Sistema de Planeación Nacional es puntual al señalar las formas y los modos.

En la actual administración, se ha visualizado la desigualdad económica como una pugna entre clases sociales; se le han dado esperanzas a un sector por años olvidado; se intenta universalizar el apoyo a adultos mayores, insistiendo verbalmente que los empresarios no deben tener la última palabra en términos de gobierno; han demostrado que los presidentes no deben ser intocables.

Por otra parte:

Se dejó sin empleo a mucha gente, el sistema de salud se fracturó, la economía está en crisis, la política agrede libertades, origina divisiones, la delincuencia impacta sociedad y Gobierno.

Nuestro país vive una creciente confrontación en la sociedad y el soporte económico no presenta solidez ni continuidad viable, al estar acabando con la liquidez heredada sin generar riqueza.

Es imperativo el acceso de verdaderos especialistas a la Administración Publica: que conozcan, investiguen, analicen, construyan elementos de juicio sustentados, decidan, preparen, dirijan, supervisen y evalúen los avances en los resultados parciales, corrijan y sigan dirigiendo, en una dinámica constante.

Gobernar y mandar NO es sencillo; la responsabilidad de los destinos de millones de individuos, con familias y en comunidades, demanda instituciones con especialistas.

No es posible abstraerse y encerrarse en una cápsula a repetir monólogos y pensar que todos los temas funcionan bien, cuando lo evidente señala lo contrario.

Ámbito de la seguridad nacional
Ámbito de la seguridad nacional

Editoriales, Con México en la mente

Noticias relacionadas

Comentarios

Identificarse con

Facebook Google

Hola

aún no hay comentarios

Noticias más leídas

Noticias recientes

Más notas de Editoriales