Editoriales / Aleatoria.

Fuera máscaras

Bajo palabra

VÍCTOR HUGO CASTAÑEDA SOTO, , actualizada 09:41 🕚
Fuera máscaras

Con la propuesta del presidente López Obrador de desaparecer diversos organismos autónomos, particularmente los que tienen que ver con la transparencia, servicio civil de carrera, la rendición de cuentas, la regulación de hidrocarburos, generación y distribución de energía eléctrica y la defensa de los derechos humanos, más la consumada desaparición de los fideicomisos, queda muy claro el proyecto reeleccionista del propio presidente López para el año 2024

Ahora solo le falta ganar la mayoría absoluta de diputados (334) el próximo 6 de junio, para proceder a reformar el artículo 83 de la Constitución General de la República y permitir la reelección, igual como ha venido ocurriendo en Rusia, en Cuba, en Nicaragua, en Bolivia, en Venezuela, entre otros países que han padecido el populismo y el mesianismo de sus líderes revolucionarios que han prometido las grandes transformaciones y la erradicación de la pobreza y han terminado en vulgares dictadores, saqueadores y en la peor de las pesadillas para sus pueblos.

El presidente López ahora tiene la mayoría simple en la Cámara de Diputados y va por la mayoría calificada (dos terceras partes de los diputados) para lograr su anhelada reforma reeleccionista y perpetuarse en el poder como Porfirio Díaz Morí, aunque habría que advertir que, en tratándose de capacidad, sagacidad de gobierno y administración, el general Díaz tenía sobrada capacidad, en tanto este silvestre tabasqueño lo único que sabe es hablar por horas, arrebatar, imponer, destruir, dividir y convertir en cenizas todo lo que toca.

Con el pretexto de la austeridad y de la corrupción en los Órganos Autónomos, López propondrá a la Cámara de Diputados la desaparición de estos organismos (INAI, IFT, Cofece y CNDH), demostrando que le estorban, le incomodan y que le significan un obstáculo para el discrecional manejo de las finanzas del país, de la escasa obra pública y del manejo de la vacuna (que ya encriptó), cuánto costará en términos reales el nuevo aeropuerto Felipe Ángeles, la ridícula y disfuncional refinería de Dos Bocas y la terquedad de la construcción del Tren Maya, que para su construcción ya se despacharon la mitad de la selva campechana.

Olvida el mesiánico López que los órganos autónomos surgieron justamente como un contrapeso al Poder Ejecutivo, para evitar los excesos, la corrupción, la opacidad y la discrecionalidad. Pero además fueron concebidos como instituciones especializadas, con perfiles técnicos, profesionales y experimentados en sus respectivos ámbitos para elevar la calidad en la planeación, construcción y operación de algunos de los servicios que presta o regula el Estado mexicano.

En un primer intento, el presidente López quiso cooptar los órganos autónomos intentando meter incondicionales, sin preparación y cero experiencia. Dos ejemplos; en la Comisión Nacional de Derechos Humanos impuso, con robo de votos, a la impresentable de Rosario Piedra Ibarra y, en la Comisión Reguladora de Energía intentaron colocar a personajes sin perfil y casi analfabetas, pero con una lealtad ciega al mesías.

De manera muy especial llama poderosamente la atención la obsesión del presidente López por desaparecer el Instituto Nacional de Acceso a la Información (INAI) que, dicho sea de paso, lo tiene cercado, pues ante toda consulta que le hacen los diversos entes, siempre contestan que la información solicitada no existe o en su caso está reservada.

El Presidente tiene como estilo personal de gobernar el ocultar, encriptar y clasificar toda la información de su gobierno; por ello el INAI ya es una institución que le resulta de un gran estorbo para sus intereses y para su libertad, pues este organismo justamente es el encargado de vigilar el gasto, la forma en que lo hace, las licitaciones, compras y por supuesto los costos de las adquisiciones, que, digamos, su gobierno no ha tenido empacho en duplicar el costo de los respiradores, comprar chatarra y beneficiar a Manuel Bartlett y a la prima Felipa Obrador.

Por ello, al Presidente le urge desaparecer el INAI y dice que sus funciones podrán ser absorbidas por la inoperante Secretaria de la Función Pública a cargo de la ineficiente de Irma Eréndira Sandoval, quien es más oscura, ignorante y arbitraria que la Santa Inquisición del siglo XV.

Al día de hoy, la Secretaria de la Función Pública ha clasificado un total de 12 expedientes por día y 365 cada mes, de tal suerte que en 18 meses el Gobierno de López ha reservado, encriptado, clasificado u ocultado un total de 6 mil 572 expedientes. El que menos tiempo tiene bajo reserva es por seis meses, y el que más, por cinco años.

Volvería a insistir que todo lo relacionado con la adquisición de la vacuna anti Covid-19 (proveedores, compra, dosis, costos, traslados, cadena de distribución, padrones, etc.), han quedado reservados por cinco años, de tal suerte que no sabremos cuántas vacunas se han comprado, ni a qué costo, lo que le dará al Presidente manga ancha para que miles de vacunas sean libremente administradas y distribuidas por los diversos candidatos de Morena y podrá decir que ellos las compraron, con sus prerrogativas.

López siempre argumenta que esos organismos autónomos son inoperantes, muy caros y corruptos (nunca ha demostrado nada, ni ha metido a nadie a la cárcel) y en ese sentido el Partido Acción Nacional le ha hecho una brillante y funcional contrapropuesta para ahorrar, evitar duplicidades y actos de corrupción, en el orden siguiente:

Que los órganos autónomos, nombrados por las Cámaras del H. Congreso de la Unión prevalezcan, se fortalezcan, se amplíen sus facultades y que las inútiles, cegatonas y maiceadas Secretarías de Estado sean las que desaparezcan, pues finalmente estas las controla el Presidente, convirtiéndolo en juez y parte.

El gran reto es fortalecer los contrapesos constitucionales, ganar una mayoría opositora en la Cámara de Diputados y desaparecer esas Secretarías del Ejecutivo Federal, que se han convertido en espantosos y hediondos floreros.

Fuera máscaras
Fuera máscaras

Editoriales, Bajo Palabra

Noticias relacionadas

Comentarios

Identificarse con

Facebook Google

Hola

aún no hay comentarios

Noticias más leídas

Noticias recientes

Más notas de Editoriales