Editoriales / Aleatoria.

Movimiento

Singularidad económica

SOFÍA GAMBOA, , actualizada 07:53 🕚
Movimiento

"En la crisis, sé consciente del peligro, pero reconoce la oportunidad".

John F. Kennedy.

1 de enero de un nuevo año que urgía comenzar. El año 2020 representa un año con muchas pérdidas financieras, económicas, sociales y humanitarias. Este nuevo año nos invita a reflexionar y puntualizar qué queremos lograr. Una crisis siempre es momento de plantearse nuestra situación y porvenir. Requerimos de movimiento y ánimo para encontrar inspiración y abandonar el miedo y las dudas, así como para actuar en un nuevo mundo que, aunque no esperábamos, decidió abrirse camino abruptamente.

Lo que antes nos parecía lógico y razonable, ya no lo parece tanto. La pérdida de referencia genera una angustia generalizada. Las reglas del juego han cambiado radicalmente y lo que venía dando resultados ya no funciona. Esta crisis invita a reinventarnos, adaptarnos, aprender, pero a la vez a respetarnos y cooperar. Nos vemos más adaptables y resilientes de lo que creíamos, a pesar de que frecuentemente subestimamos dichas capacidades.

El mundo paró y la rapidez con la que hacíamos las cosas se hizo subjetiva. Al disminuir la velocidad, nuevos modelos de negocio se aceleraron. Es indispensable encontrar la brújula para poder caminar hacia la dirección correcta. Si bien, nos acompañarán algunas heridas que tardarán algunos años en cerrar debemos crear un movimiento que conlleve crecimiento. Dicha evolución podría encontrarse en materia tecnológica, energética, industria del transporte, infraestructura con un ambicioso programa planteado por el presidente electo norteamericano Biden y el cual pudiera tener desembocadura en México, educación, biotecnología y biomedicina.

El incremento en remesas pudiera ayudar a constituir una columna importante del consumo y hasta de la inversión local, siendo al menos parte de la flama que prenda algunas economías locales. El sector de la minería y el internacional podrían ser otros sectores pujantes.

Dicha exposición internacional debe incluir aspectos macro de consumo, exportaciones e importaciones, ventas foráneas, innovación, digitalización y renovación tecnológica. Recordemos que las grandes empresas de tecnología han liderado el movimiento de alza, porque precisamente son las que no necesitan de contacto humano, y son las que más se benefician de las medidas de mitigación para controlar la crisis de salud en el mundo.

Estamos ante un verdadero "tsunami", una revolución tecnológica que cubrirá todas las urbes de la tierra, fenómeno que no podemos ni debemos de tratar de escapar. México, geográficamente, se encuentra dentro del epicentro de estos cambios, por lo que se requiere nos comportemos como actores y no solamente seamos pasivos receptores. Abracemos esta transformación productiva y cultural. Es una oportunidad de cambio para fortalecer el contrato social roto a fin de disminuir desigualdades.

Forjemos un programa nacional que nos ponga de cara al nuevo siglo XXI en aras de no ser destituidos en el contexto mundial. Se debe de sustituir el modelo de país manufacturero y comercial hacia una economía del conocimiento y adopción de nuevas tecnologías.

Además, se requiere fortalezcamos la relación bilateral con nuestro vecino del norte y primer socio comercial, y con el que se podría ir incrementando paulatinamente las exportaciones, en la medida que repunte la economía estadounidense.

Ojalá que los ganadores de los próximos procesos electorales sean quienes entiendan y propongan un plan para palpar estas oportunidades, aquellos que sepan captar inversión de capitales privados que generen crecimiento económico, que atraigan progreso, que entiendan que entre sus metas principales está el apoyar a nuevos y viejos sectores de la economía a maximizar curvas eficientes de competitividad regionalizada; creando de esta manera la nueva visión del país que requerimos, que comprendan la conveniencia de tener un empresariado inteligente, el cual a largo plazo contribuiría a madurar una mayor equidad social.

Está prohibido entrar en crisis políticas, no debe haber ausencia de voluntades y compromisos para tomar decisiones correctas. El lenguaje de los candidatos debe de permear en las bases que fortalezcan la economía, las instituciones y los mensajes de unidad; de lo contrario, caeremos en un abismo financiero y social, sin oportunidad de generar prosperidad.

Tenemos dos caminos: perder la brújula o establecer un rumbo sólido para que los daños económicos, ocasionados por intereses políticos, no sean la marca que nos deje 2021.

@GamboaSofia

Movimiento
Movimiento

Editoriales, Singularidad económica

Noticias relacionadas

Comentarios

Identificarse con

Facebook Google

Hola

aún no hay comentarios

Noticias más leídas

Noticias recientes

Más notas de Editoriales