Editoriales / Aleatoria.

Lo que les faltaba decir a los detractores de AMLO: que es igual a Trump

RUBÉN CÁRDENAS, , actualizada 06:43 🕚
Lo que les faltaba decir a los detractores de AMLO: que es igual a Trump

Es innegable que Andrés Manuel López Obrador ha cometido errores y omisiones de alto calibre, como también que sigue tomando medidas muy cuestionables por amplios sectores sociales, tanto que hasta provoca ya algo de miedo entre sus propios seguidores cuando habla, por sus opiniones temerarias; empero, de ahí a ponerlo en el mismo costal que a Donald Trump -porque, según le achacan, podría orquestar un golpe de Estado o convertirse en un "asaltante de las instituciones"- es una suposición falaz, porque la historia demuestra lo contrario. Más bien, quienes pretenden medirlo con la misma vara que a Trump son los mismos que han incurrido en esas prácticas antipatrióticas y criminales.

Los detractores sistemáticos de AMLO están insistiendo en equiparar las acciones de uno y otro, a raíz de los hechos violentos de la semana anterior en el Capitolio, e incluso han lanzado alertas del "peligro" que nuevamente representaría López Obrador, porque "es capaz de intentar en nuestro país algo similar a lo que hizo Donald Trump", aun cuando la trayectoria política del mandatario mexicano tiene un sello muy distinto.

No se necesita rascar tanto en la memoria colectiva para ver con toda claridad quienes han sido los verdaderos violentos en México, sea la época que sea. Por ejemplo, los que perpetraron la masacre en la plaza de Tlatelolco aquella tarde del 2 de Octubre de 1968 no fueron los padres o abuelos de los seguidores de AMLO, sino el descompuesto priísmo de aquellos años.

Después, esos gobiernos consecutivos del tricolor harían algo muy parecido, o sea otro baño de sangre, el 21 de Junio de 1971 en San Cosme con el trágico "halconazo".Por supuesto que se puso en riesgo al país y sus instituciones, sobre todo en 1968, cuando fuimos vergüenza ante el mundo entero, pese al esplendor de los Juegos Olímpicos en la Ciudad de México.

Por desgracia, no ha sido la única agresión contra los estudiantes, pues en Septiembre del 2014 desaparecieron nada menos que 43 normalistas en Iguala, Guerrero, de los cuales no hay rastro todavía, en un hecho que exhibió de nuevo al gobierno mexicano como un represor de ese segmento tan crítico. Años después de la llamada "verdad histórica", los padres de los 43 esperan que ahora sí les digan donde están o donde quedaron sus hijos.

Y si de intento de golpes de estado se trata, pues solamente hay que revisar la elección de 1988, cuando el PRI se robó la elección e impuso a Carlos Salinas De Gortari y luego el panismo hizo lo propio en el 2006 con Felipe Calderón Hinojosa y de nueva cuenta el PRI en el 2012, con Enrique Peña Nieto, en una cadena de comicios muy cuestionados.

Entonces, a pesar de que en el 2006 y 2012 AMLO fue despojado de la presidencia de la República, no intentó "asaltar instituciones" y nunca instigó a sus seguidores para que se introdujeran a Los Pinos, a Palacio Nacional, al Congreso y menos a las oficinas de las autoridades electorales. Sus marchas multitudinarias fueron pacíficas; si acaso aquel plantón de la avenida Reforma en el 2006, que tanto perjuicio causó a cientos de comerciantes, se le puede cuestionar al tabasqueño como acto que rebasó los límites de civilidad, junto al bloqueo de 51 pozos petroleros en Tabasco, en 1996, cuando el Congreso tabasqueño aprobó "al vapor" una ley para criminalizar la protesta.

En esa ocasión, centenas de personas fueron reprimidas a garrotazos por las fuerzas policiacas; incluso López Obrador resultó descalabrado. Era entonces líder del PRD, justamente dos años después de perder la gubernatura ante Roberto Madrazo Pintado, a quien se acusó de haber incurrido en diversas irregularidades para alcanzar el triunfo.

A partir de esos hechos, AMLO empezó a figurar como protagonista en el espectro político nacional y no siempre de la manera serena y tersa que muchos habrían querido, pero no hay antecedente alguno de esa violencia que señalan hoy sus adversarios políticos, por más que quieran ponerlos en el mismo paquete.

COLMILLOS Y GARRAS

FUE DE ALTA resonancia el llamado que hizo el pasado jueves Alma Marina Vitela, alcaldesa de Gómez Palacio, a todos los funcionarios de primero y segundo nivel a una reunión en la que se les instruyó a "cerrar filas" en la campaña de Omar Castañeda, quien participa en el proceso interno para candidato a diputado federal por el distrito 02... COMENTAN QUE A todos los asistentes al encuentro se les despojó de sus teléfonos celulares hasta concluir "la leída de cartilla" y se les pidió, por supuesto, discreción absoluta de lo ocurrido, pero fueron suficientes pocos minutos para que todo trascendiera... LAS AUTORIDADES ELECTORALES ya deben tener pormenores de estos actos ilícitos de las autoridades gomezpalatinas y proceder en consecuencia. Lo inaudito es que precisamente el morenismo se comprometió a no practicar la podredumbre de otro tiempo, pero no saben hacer cosas diferentes ni correctas, según parece.

Twitter @rubencardenas10

Lo que les faltaba decir a los detractores de AMLO: que es igual a Trump
Lo que les faltaba decir a los detractores de AMLO: que es igual a Trump

Editoriales, LA RAYA DEL TIGRE

Noticias relacionadas

Comentarios

Identificarse con

Facebook Google

Hola

aún no hay comentarios

Noticias más leídas

Noticias recientes

Más notas de Editoriales