Editoriales / Aleatoria.

Del '¡ya me cansé!' de Murillo Karam al '¡ya chole!' de López Obrador

La raya del tigre

RUBÉN CÁRDENAS, , actualizada 08:27 🕚
Del '¡ya me cansé!' de Murillo Karam al '¡ya chole!' de López Obrador

Ambas expresiones, "¡ya me cansé!" y "¡ya chole!", fueron igual de ofensivas para los agraviados, que somos todos; pronunciadas en casos y tiempos diferentes, tienen el denominador común de ser una cortina de humo para ocultar la verdad, para proteger a presuntos delincuentes y, sobre todo, demostrar que la impunidad seguirá siendo una constante promovida desde el poder, trátese de un partido o de otro.

En la memoria colectiva quedó aquel repugnante "¡ya me cansé!" que soltó Jesús Murillo Karam, Procurador General de la República en el sexenio de Enrique Peña Nieto, al

Bajar del estrado desde donde narró la fantasiosa "verdad histórica" acerca de la desaparición forzada de los 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa, Guerrero, ocurrida la noche del 26 al 27 de septiembre del 2014.

Para esa conferencia de prensa, Murillo Karam preparó una versión cercana a lo ridículo para proteger a los verdaderos responsables de esos hechos; la investigación fue reabierta en este sexenio, por cierto, aunque no ha concluido. Al gobierno de Peña Nieto le urgía deslindar de cualquier sospecha al Ejército, fuerzas policiacas federales, así como a políticos y personajes sociales siniestros, por lo cual le encomendó a Murillo Karam construir una historia en ese sentido. Al final de esa conferencia y, viendo que nadie le creía, pronunció esa indignante frase de "¡ya me cansé!".

Muy pronto, los integrantes del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) que trabajaban en el caso pulverizaron la versión oficial de los hechos y, así, el Gobierno de Peña Nieto quedó en evidencia como un transgresor de los derechos más elementales de los mexicanos y un aliado de la criminalidad.

Como se recordará, este grupo de investigadores fue echado del país para evitar que siguiera adelante en sus indagaciones y en algún momento llegara a la verdad. Sus conclusiones fueron desacreditadas y no hubo seguimiento alguno de ellas. En la actual administración se están reconstruyendo los hechos y el compromiso es aplicar todo el peso de la ley contra los responsables, sean quienes sean. Falta comprobarlo, por supuesto. No hay muchas señales de ello todavía.

Por su parte, en el otro caso de impunidad anunciada, resalta la protección de Andrés Manuel López Obrador hacia Félix Salgado Macedonio, candidato del Movimiento de Regeneración Nacional a la gubernatura del estado de Guerrero y sobre quien pesan cinco denuncias por violación, con suficientes testimonios como para, al menos, pedir que sigan las investigaciones.

El Presidente lo ha defendido a ultranza, ignorando o minimizando la gravedad de las acusaciones y, durante una de sus mañaneras, externó el "¡ya chole con Salgado!", que volvió a encender a amplios sectores de la sociedad, en particular a los grupos defensores de los derechos de las mujeres. Incluso, legisladoras de Morena están en contra de esa candidatura y se lo han dicho en su cara a López Obrador, sin resultado hasta ahora, pues no parece ceder ni escuchar las voces opositoras y simplemente sostiene que es "la encuesta" o "el pueblo", quien pide que Salgado sea candidato y que, al mismo tiempo, es víctima de una "campaña negra".

La realidad es que los procesos judiciales en contra de Salgado Macedonio datan de algunos años atrás; es decir, no surgieron con su designación a la gubernatura y las carpetas de investigación que están en manos de la Fiscalía del estado de Guerrero siguen a la espera del procedimiento ordinario.

Tan claros son los señalamientos contra este personaje, que las víctimas cuentan con pruebas contundentes para dar soporte a cualquier investigación; o sea, los delitos son comprobables y comprobados, por lo que la irritación social sigue creciendo con el paso de los días y más voces se están uniendo al repudio, no sólo de políticos, sino de deportistas, artistas, influencers y público en general.

En un país como el nuestro, donde diariamente son asesinadas diez mujeres y veinticinco son violadas, según estadísticas oficiales, sólo un gobierno ciego y sordo puede estar de acuerdo en que un presunto delincuente sexual se convierta en gobernador. AMLO y el liderazgo de Morena se están arriesgando a que el pueblo, cuya voluntad juraron respetar, se les voltee y les demuestre su descontento en las urnas el primer domingo de junio. Al tiempo.

COLMILLOS Y GARRAS

AL FINAL, EL Partido de la Revolución Democrática no soportó la presión ciudadana y tuvo que bajar a Gamaliel Ochoa de las listas de candidaturas a diputaciones federales plurinominales, dado que existe una denuncia en su contra por hostigamiento y abuso sexual... SE TRATÓ DE una decisión congruente, porque pudo haber tenido severos costos electorales el hecho de sostenerlo en la candidatura para una curul en la próxima Legislatura federal, desoyendo las acusaciones... DEL 22 AL 29 DE marzo es el periodo para el registro de candidaturas de los partidos políticos y los independientes, lapso en el que el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana prevé adherirse al formato de la iniciativa 3 de 3. Se exige que los aspirantes hagan públicas sus declaraciones patrimonial, fiscal y de intereses.

Twitter @rubencardenas10

Del '¡ya me cansé!' de Murillo Karam al '¡ya chole!' de López Obrador
Del '¡ya me cansé!' de Murillo Karam al '¡ya chole!' de López Obrador

Editoriales, LA RAYA DEL TIGRE

Noticias relacionadas

Comentarios

Identificarse con

Facebook Google

Hola

aún no hay comentarios

Noticias más leídas

Noticias recientes

Más notas de Editoriales